(Extremadura) Colaboración voluntaria del profesorado jubilado con la Administración educativa y regulación figura del Profesor Emérito

, por  Cuadernalia 155

(Extremadura) Colaboración voluntaria del profesorado jubilado con la Administración educativa y regulación figura del Profesor Emérito


DECRETO 209/2012, de 15 de octubre, por el que se regula la colaboración voluntaria del profesorado jubilado con la Administración educativa de Extremadura y con los centros escolares de Extremadura sostenidos con fondos públicos, y se crea y regula la figura del Profesor Emérito de Extremadura

"El presente Decreto tiene como finalidad potenciar la figura del profesorado como pilar fundamental del sistema educativo, reconociendo su trascendental papel. Ello implica el reconocimiento al profesor jubilado como fuente de respeto, conocimiento y formación a lo largo de su trayectoria docente. El prestigio que el profesorado merece en la comunidad educativa también debe verse reflejado y fomentado en la continua colaboración del profesorado jubilado de nuestra región, para que pueda seguir aportando voluntariamente la experiencia acumulada en beneficio de la comunidad educativa y en aras del asesoramiento oportuno en la formación integral de los futuros docentes. A tal finalidad este Decreto aborda la regulación de las funciones del Profesor Jubilado Colaborador y establece la regulación del reconocimiento a la excelencia del profesorado jubilado mediante el otorgamiento de la distinción de “Profesor Emérito de Extremadura”.

1. Este Decreto será de aplicación a los centros educativos no universitarios sostenidos con fondos públicos radicados en Extremadura.

2. Igualmente será aplicable a los profesores jubilados de centros educativos no universitarios sostenidos con fondos públicos, cuya colaboración como Profesor Jubilado Colaborador tenga lugar con los centros educativos no universitarios sostenidos con fondos públicos radicados en la Comunidad Autónoma de Extremadura, o con la Administración educativa de Extremadura, en los términos expuestos en el presente Decreto y a partir de su entrada en vigor.

Los principios generales que inspiran este Decreto, con fundamento en la Ley 4/2011, de 7

a) La obligación de la Consejería con competencias en materia educativa de atraer los recursos humanos necesarios para hacer efectivo el derecho al estudio por parte del alumnado, formando personas capacitadas socialmente para el futuro, resultando para ello aconsejable utilizar el caudal de conocimientos de los profesionales jubilados.

b) El impulso por parte de la Administración Educativa de los mecanismos necesarios para facilitar la función del profesorado y su reconocimiento y prestigio social.

c) La idea de la escuela, el colegio o el instituto como ámbito de aprendizaje de los principios de convivencia y respeto mutuo, y de desarrollo de la personalidad del alumno, en los que puede contribuir mediante su colaboración el profesor jubilado.

d) La importancia del asesoramiento externo como instrumento de formación de futuros profesionales.

e) El reconocimiento a la labor realizada por el profesor como pieza fundamental que fue del sistema educativo, y que dejó en los alumnos su impronta, por haber sido el cauce necesario para que los mismos desarrollasen al máximo sus capacidades, para que tuvieran deseo de aprender, y para que los sentidos del esfuerzo y su espíritu crítico se desarrollasen.."